Búsqueda avanzada
Buscar
 

Entra en BiblioEteca...

Disfruta de todo el potencial de biblioEteca entrando con tu usuario...

 

EL MES MÁS CRUEL - EBOOK


AUTOR: ;
 
4.0
 
 
Anterior
  • Portada de EL MES MÁS CRUEL - EBOOK

    9788415130734

  • Portada de EL MES MÁS CRUEL - EBOOK

    9788493760168

Siguiente
 
Compartir: Compartir con un amigo de biblioeteca Compartir por email Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir en Tuenti Capturar código QR Añadir RSS

Sinópsis del libro:

  • Fecha de publicación: 2011

    PERMISOS
    Impresión: No - Copia: No

    Pilar Adón (Premio Ojo Crítico) está considerada una de las más sólidas figuras de la nueva narrativa española. El mes más cruel es la última recopilación de sus relatos. Una colección de historias dotada de una sutileza y un equilibrio desacostumbrados. Dos desconocidas han de compartir una casa de tres pisos durante unos días, y ambas se empeñan en mantener el orden y en resultar imprescindibles; una mujer espera, ansiosa, la llegada de un chico más joven que ha de librarla de su aburrimiento y de su frustración; Scott regresa a Inglaterra después de su expedición polar pero nadie va a recibirle; una muchacha llamada Clara se dedica a seguir los pasos de un esquivo gato; una madre se encarga de aterrorizar a su hijo para que nunca se vaya de su lado. Los catorce relatos que integran El mes más cruel componen una esmerada colección de recetas para sobrevivir a la pérdida, a la separación, la locura y el miedo.

    Pilar Adón
    Pilar Adón nació en Madrid, en 1971. Narradora, poeta y traductora, comenzó a escribir muy joven. Su novela Las hijas de Sara (Alianza Editorial, 2003) fue considerada por la crítica una de las diez mejores novelas de ese año, junto a obras de autores como Rodrigo Fresán o A. S. Byatt («Pilar Adón escribe con una firmeza y una letra lírica que no suaviza sino que acentúa la dureza de lo que narra.», María José Obiols, Babelia.) Su libro de relatos Viajes Inocentes (Páginas de Espuma, 2005) la hizo merecedora ese mismo año del prestigioso Premio Ojo Crítico de Narrativa, concedido por Radio Nacional de España. («Una colección de relatos del desasosiego de unos personajes que viven en permanente huida de sus mundos encerrados para acabar, sin saberlo ni quererlo, por encerrarse en otros.», María José Gil Bonmatí, La Razón. «Unos relatos que la autora sabe dotar de una complejidad que va más allá de lo descrito.», Juan Ángel Juristo, ABC.) En su faceta de narradora ha sido incluida en diversos volúmenes de relatos, entre los que destacan Siglo XXI. Los nuevos nombres del cuento español actual (Menoscuarto); Pequeñas Resistencias 5. Antología del nuevo cuento español (Páginas de Espuma); Frankenstein (451); Contar las olas (Lengua de Trapo); Ni Ariadnas ni Penélopes (Castalia) o Todo un placer (Berenice). Es autora de los poemarios La hija del cazador (La Bella Varsovia), y Con nubes y animales y fantasmas (EH Editores), y ha formado parte de varias antologías poéticas, como Los jueves poéticos (Ediciones Hiperión). Ha publicado relatos y poesía en distintas revistas y suplementos literarios, entre los que cabe destacar Babelia, Eñe, ABCD, Público o Turia. Ha traducido obras de autores como Henry James y Christina Rossetti y, para la editorial Impedimenta, las novelas El inicio de la primavera, de Penelope Fitzgerald; Picnic en Hanging Rock, de Joan Lindsay; y Santuario, de Edith Wharton, así como el libro de artículos Francia combatiente, de Dunquerque a Belfort, de la misma autora, publicado en la colección El Panteón Portátil de Impedimenta.

    Información proporcionada por Librería Cyberdark

    Idioma: CASTELLANO

  • Dos desconocidas han de compartir una casa de tres pisos durante unos días, y ambas se empeñan en mantener el orden y en resultar imprescindibles; una mujer espera, ansiosa, la llegada de un chico más joven que ha de librarla de su aburrimiento y de su frustración; Scott regresa a Inglaterra después de su expedición polar pero nadie va a recibirle; una muchacha llamada Clara se dedica a seguir los pasos de un esquivo gato; una madre se encarga de aterrorizar a su hijo para que nunca se vaya de su lado. Los catorce relatos que integran El mes más cruel componen una esmerada colección de recetas para sobrevivir a la pérdida, a la separación, la locura y el miedo.
    Pilar Adón (Premio Ojo Crítico) está considerada una de las más sólidas figuras de la nueva narrativa española. El mes más cruel es la última recopilación de sus relatos. Una colección de historias dotada de una sutileza y un equilibrio desacostumbrados.

    Idioma: CASTELLANO

 
 

Clasificador

Según nuestros usuarios

RIGUROSO
Riguroso

Determina lo preciso o impreciso que es este libro con respecto a lo que se cuenta en el mismo. 0 significa que es completamente impreciso y 10 que cuenta es rigurosamente verídico

Más información
DIVERTIDO
Divertido

Determina lo divertido que te ha resultado el libro: 0-aburrido 10-muy divertido

Más información
COMPLEJO
Complejo

Determinamos lo complejo que nos ha resultado la lectura del libro. Desde el nivel más bajo, que indica que es un texto secillo de comprender hasta el valor máximo que indica que es complejo de comprender

Más información
SORPRENDE
Sorprende

Indica lo sorprendente que resulta el argumento del libro, desde 0: previsible hasta 10: totalmente desconcertante y sorprendente

Más información
 
 

Etiquetas de otros usuarios

Así han etiquetado este libro más usuarios

Así han etiquetado otros usuarios este libro. Si ves acertada su elección puedes añadir la etiqueta con un simple clic a tus etiquetas

 
Publicidad Booking.com
 
 

Comentarios de los lectores

 
Usuario
 

#1 Al leer poesía nunca estamos seguros de haber desentrañado correctamente cada verso, pero nos conformamos con captar la esencia, el estado de ánimo o de desánimo del poeta, la esquirla de mundo exterior que penetra el propio o viceversa. Parecida sensación nos queda al terminar cada uno de los relatos que componen este libro de Pilar Adón y que publica Impedimenta, fiel a su esmerada y selectiva nómina de autores y obras.

Como advierte Marta Sanz en el prólogo, uno no sabe muy bien a qué atenerse con esta antología y pasa páginas con cierta desazón, sospechando que se le ha escapado algo, que se ha quedado en la corteza de sus posibilidades, que se le han entumecido las meninges y no ha sabido trascender la mera concatenación de sílabas. Paradójicamente, es dicho desconcierto el mayor atractivo de unos relatos que obligan a empinarse por encima de una lectura a ras de suelo, por más que el esfuerzo no garantice el éxito y la comprensión continúe siendo esquiva. Parecería que hubiese sido intención de la poeta y narradora madrileña jugar con el lector a las adivinanzas suspendidas en las elipsis, en la periferia del instante atrapado en la escritura. En un género tan resbaladizo como este, el gran acierto de Adón consiste en haber sabido situar al lector en mitad de unas historias que, como la que engulle a la Alicia de Lewis Carroll, parecen discurrir antes y después de que nosotros irrumpamos en ellas.

EL MES MÁS CRUEL (Abril, para quien desconozca el inicio de The waste land de Eliot) tal vez sea el relato que mejor nos pueda servir de brújula. Más concretamente, el texto de Chéjov que lo encabeza disipa un poco la turbiedad, mostrando el hilo que ensarta las catorce historias: la necesidad –y el riesgo- de un espacio personal contra la intromisión del mundo, de esa habitación propia que patentaría Virginia Woolf para la literatura venidera. Casi todos los personajes de los relatos se enfrentan al conflicto entre el individuo y su tribu, a las consecuencias del aislamiento, pero también de una afectividad no siempre exenta de deseo de dominación. En el relato titulado En materia de jardines, el mejor quizá de la antología, Sara y Olivia se debaten entre la necesidad de ignorarse o invadirse; En Genios Antiguos dos hermanos luchan por preservar su espacio frente a la injerencia del exterior; En El mes más cruel, Flora Marr, invitada durante unos días en casa de su amiga Elvira, no hace sino buscar momentos para escapar de su anfitriona, protegida (?) tras el libro que la aísla en su habitación.

Dos aspectos llaman singularmente la atención en esta serie. Por una parte, el eco inconfundible de los cuentos infantiles, más perceptible en relatos como El infinito verde que recrea el clásico argumento del niño perdido en el bosque o El fumigador, metáfora sobre la alienación de ascendencia kafkiana. En Para que nada cambie Caterina y su madre, pese a no compartir nada más allá del techo que las cobija, hallan un punto de encuentro en la narración de una conocida historia, de la misma forma que los niños insisten para que sus mayores les narren una y otra vez el cuento que conocen de memoria.

Por otra parte, y por extravagante que pueda parecer, constatar que todos los personajes leen produce en nosotros un efecto perturbador. La afición a la lectura establece un inquietante triángulo entre Adón, sus personajes y los eventuales lectores de su libro, y de dicha relación se infieren contradictorias advertencias: leer nos libera y nos condena; nos hace autosuficientes y vulnerables; nos acerca y nos segrega; suma y resta.

El estilo de Pilar Adón es de los que, como cantaba Lou Reed por los setenta, golpean con una flor, de los que asestan los demonios de la realidad conocida en un tono de inocuidad que los vuelve todavía más siniestros.

Un escepticismo muy a lo Pessoa destilan estas sorpresivas y admirables historias de Adón que bien podrían subtitularse cuentos del desasosiego.

Fecha: 03/12/2013 22:39 // Votos: 0 // Karma: 14 // por: oscurototal
 
 

Yo Leo

Información para lectores

Anillo de blogs

¿Tienes un blog?

Paga si te gusta

La forma de pago del futuro...

BiblioEtecarios

Ayudanos con los libros

Yo Escribo

Si eres autor, descubre más...

Ayuda

Todo lo que puedes hacer en la web
C/ Almagro, 2, 3ºIzda.
28010 Madrid (Madrid)
Tel/Fax : 91 288 73 76
E-mail : info@biblioeteca.com

BiblioEteca en Google Plus BiblioEteca en Rss

 
Copyright © 2015 BiblioEteca Technologies SL - Todos los derechos reservados