Búsqueda avanzada
Buscar
 

Entra en BiblioEteca...

Disfruta de todo el potencial de biblioEteca entrando con tu usuario...

 

SIN APENAS CUERPO: MEMORIAS DE UN AUTISTA


AUTOR: ; ND
 
 
  • Portada de SIN APENAS CUERPO: MEMORIAS DE UN AUTISTA

    9788498862829

 
Compartir: Compartir con un amigo de biblioeteca Compartir por email Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir en Tuenti Capturar código QR Añadir RSS

Sinópsis del libro:

  • La luz entraba a puñados en el pequeño dormitorio de Pepito, Cuatro años. Pepito Cuatroaños dormía aún. Su cabeza, sobre un perrote de lanas, de trapo, su inseparable amigo. Su carita, feliz, tranquila, abandonados los brazos sobre las sábanas. Uno de los rayos de luz se escapó del puñado que entraba por la ventana, se dirigió a los párpados cerrados del chiquillo y le hacia cosquillas en ellos alegre, suavemente. El, medio sonreía sin abrirlos. El rayo de luz, travieso, le susurró al oído: -¡Ea! Móntate Pepito, vamos de aventura. Pepito Cuatroaños se aferró al cuello de la luz y se le montó en las espaldas. El rayo se volvió por donde había venido, a través de la ventana, a lomos su infantil carga. -¿Dónde quieres que vayamos? le preguntó el rayo. - Vamos al mar – contestó Pepito. Pero como Pepito vivía en la ciudad, tendrían que cabalgar y cabalgar largo rato por encima de los tejados, las antenas de televisión, las chimeneas y los altos mástiles de la radio antes de llegar al mar que estaba muy lejos. Por eso el rayo de luz le dijo a Pepito: -Bueno está bien, yo te llevo al mar pero como este está muy lejos, podemos hacer, de camino, una serie de encargos que tengo, ¿te parece? Pepito asintió con la cabeza. -Entonces vamos a la huerta del tío Jacinto, ¿lo conoces? Para hacerle crecer las coles, los tomates y las rosas. El tío Jacinto es ya muy viejecito, está enfermo y no va a poder cuidar de su huerto en bastante tiempo todavía. ¡Mira, allí abajo está su huerta!. Descendieron planeando suavemente como un avión que va a tomar tierra pero sin ruido. Dejó a Pepito en el suelo. El rayo de luz se metía en el corazón de cada col, en el cogollo, lo llenaba de luz y de calor y Pepito vio cómo la col, cada col, crecía y se abría, se ponía hueca y oronda. Lo mismo hizo con los tomates. Estos colgaban chiquitos y verdes, como los ojos de su perro de lanas, en las plantas ya llenas de hojas. El rayo los t

    Idioma: CASTELLANO

 
 

Clasificador

Según nuestros usuarios

RIGUROSO
Riguroso

Determina lo preciso o impreciso que es este libro con respecto a lo que se cuenta en el mismo. 0 significa que es completamente impreciso y 10 que cuenta es rigurosamente verídico

Más información
DIVERTIDO
Divertido

Determina lo divertido que te ha resultado el libro: 0-aburrido 10-muy divertido

Más información
COMPLEJO
Complejo

Determinamos lo complejo que nos ha resultado la lectura del libro. Desde el nivel más bajo, que indica que es un texto secillo de comprender hasta el valor máximo que indica que es complejo de comprender

Más información
SORPRENDE
Sorprende

Indica lo sorprendente que resulta el argumento del libro, desde 0: previsible hasta 10: totalmente desconcertante y sorprendente

Más información
 
 

Etiquetas de otros usuarios

Así han etiquetado este libro más usuarios

Así han etiquetado otros usuarios este libro. Si ves acertada su elección puedes añadir la etiqueta con un simple clic a tus etiquetas

 
Publicidad Booking.com
 
 

Comentarios de los lectores

 
 
 

Yo Leo

Información para lectores

Anillo de blogs

¿Tienes un blog?

Paga si te gusta

La forma de pago del futuro...

BiblioEtecarios

Ayudanos con los libros

Yo Escribo

Si eres autor, descubre más...

Ayuda

Todo lo que puedes hacer en la web
C/ Almagro, 2, 3ºIzda.
28010 Madrid (Madrid)
Tel/Fax : 91 288 73 76
E-mail : info@biblioeteca.com

BiblioEteca en Google Plus BiblioEteca en Rss

 
Copyright © 2015 BiblioEteca Technologies SL - Todos los derechos reservados