Búsqueda avanzada
Buscar
 

Entra en BiblioEteca...

Disfruta de todo el potencial de biblioEteca entrando con tu usuario...

 

RELATOS FANTASTICOS


AUTOR: ;
 
4.0
 
 
Anterior
  • Portada de RELATOS FANTASTICOS

    9788420636634

  • Portada de RELATOS FANTASTICOS

    B0068FVES8

  • Portada de RELATOS FANTASTICOS

    B00589OP5O

Siguiente
 
Compartir: Compartir con un amigo de biblioeteca Compartir por email Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir en Tuenti Capturar código QR Añadir RSS

Sinópsis del libro:

  • Nacido en Siria en el siglo ii, LUCIANO DE SAMÓSATA es uno de los grandes satíricos no solo de la Antigüedad, sino de todos los tiempos. Invirtiendo los patrones clásicos que en las artes, la filosofía y la literatura tomó como ideales la época de la Segunda Sofística, Luciano hizo de la parodia, la fabulación fantástica y la sátira social ingredientes esenciales de su obra, como se advierte en las piezas reunidas en este volumen bajo el título genérico de RELATOS FANTÁSTICOS. Si «Relatos verídicos» e «Icaromenipo» son una parodia disparatada de los relatos de viajes y «Cuentistas o el descreído» es un relato germinal del género de terror y misterio, «El gallo» y «Lucio o el asno» se sirven del recurso de la metamorfosis para ejercer la crítica y mover a burla.

    Idioma: CASTELLANO

  • CAPÍTULO I

    Alex mi hermano mellizo tripulaba la embarcación con maestría. Surcábamos las aguas del Mar Caribe en busca de aventuras. Vivíamos desde hace diez años en una isla caribeña muy pequeña.

    Nuestros padres ejercían la profesión de la medicina, especializados en enfermedades tropicales.

    Cuando contábamos ocho años nos trasladamos a Ikawue una preciosa islita perdida entre las aguas.

    Desde Escocia mi padre un terrateniente muy rico, vendió todas sus pertenencias y compró este pedacito de tierra salvaje.

    Mi madre estuvo encantada con la noticia. Deseaba tanto como él investigar en el Trópico.

    Con una hermosa embarcación navegamos rumbo a Ikawue. Nos llevó mucho tiempo llegar al paraíso.

    Alex y yo estábamos eufóricos nunca más tendríamos que aguantar a nuestro tutor. Era un viejo cascarrabias, con una mano muy larga. A la menor oportunidad nos castigaba severamente por nuestro mal comportamiento. La verdad que un poco traviesos si que éramos. Nos solíamos burlar de él constantemente, sacándole la lengua cuando nos daba la espalda escribiendo en un pizarrín. Nos aburríamos con su cháchara sobre historia, latín, matemáticas…Solamente prestábamos atención a la geografía y las biografías de descubridores y aventureros.

    Seguimos igual que entonces. Acabamos de cumplir dieciocho años y surcar los mares nos encanta.

    Ahora vivimos los dos solos en nuestra isla. Desgraciadamente mis padres murieron hace tres veranos, cuando visitaron otra isla vecina y se contagiaron de fiebre amarilla. Nunca más regresaron.

    -Meg. ¿Te apetece coger el timón? Hoy las aguas están tranquilas. El viento sopla a nuestro favor. ¿Te has fijado cuántas gaviotas revolotean alrededor? Seguro que por aquí hay buena pesca.




    -Tomaré el timón y tú debes echar las redes al mar. Esta noche puede que cenemos pescadito asado. Últimamente no hemos tenido suerte y estoy un poco cansada de alimentarnos con frutas y vegetales.

    -No te preocupes hermanita, seguro que pescamos un tiburón y tenemos para unos cuantos días. Sigue rumbo Norte acabo de divisar unas nubes en el Sur. No quisiera enfrentarme a una tormenta con esta barquichuela. Debimos coger la grande.

    -Alex podemos soportar hasta un huracán. Será pequeña pero su armadura es muy resistente. Recuerda que papá siempre nos decía que esta embarcación es muy segura.

    -Es cierto. Echaré el ancla a estribor y esperaremos pacientemente a llenar las redes.

    -Vamos a descansar un rato. Hemos salido muy temprano antes casi de la salida del sol.

    -Como quieras Meg. Unas horas dormitando nos vendrá muy bien.

    En cubierta con el balanceo del barco nos quedamos dormidos.

    Un fuerte estruendo nos sobresaltó. La tormenta se aproximaba.

    Alex y yo recogimos las velas y las redes, algún pez nos alimentaría más tarde.

    Elevamos anclas y pusimos rumbo a Ikawue.

    Las olas iban aumentando de tamaño costaba manejar el timón. Alex me apartó con nerviosismo.

    -Alex ya diviso la playa, gira a barlovento no vayamos a chocar contra las rocas del acantilado.

    -Ayúdame Meg, la corriente es muy fuerte.

    Llegamos a la costa con mucho esfuerzo y agotados.

    Nos habíamos librado por muy poco de la terrible tormenta que se estaba formando.


    CAPÍTULO II

    Nos refugiamos lo más deprisa que pudimos en nuestra cabaña.

    Aguantamos el fuerte temporal a cubierto. Pasamos la noche muy asustados, nunca habíamos soportado semejante huracán.

    Abrazados, permanecimos muy callados cada uno con sus pensamientos. Creí que sería nuestro último día de vida. El vendaval nos podría arrancar el tejado y salir volando estrellándonos contra las rocas.

    Alex, intentaba calmarme, pasándome la mano por mi larga melena azabache. Siempre he sido más sensible que él y desde que murieron nuestros padres cualquier situación me pone en estado de alerta.

    Es curioso que seamos mellizos no nos parecemos en nada físicamente. Mi hermano es rubio con ojos negros y piel tostada. Está muy fuerte y alto. Su boca es ancha y la nariz un poco grande. Es más seri

    Idioma: CASTELLANO

  • CAPITULO I


    -Mariam, ¿has encontrado casa para alquilar?

    -Todavía no, Ruth. El caso es que en el periódico de hoy anuncian un castillo en Italia. Es muy barato el alquiler.

    -A ver. Tiene una pinta estupenda. Nos vendría fenomenal para montar un periódico en la zona.
    Seguro que tiene mucho espacio para poner la rotativa y nadie nos molestaría. Estoy cansada de que nos escondamos como dos fugitivas, por ser mujeres.

    -Sí, yo también estoy harta. Tenemos que mandar artículos con nombres falsos de hombre. Hemos nacido en una época muy anticuada.

    -El siglo diecinueve es un rollo para nosotras. Si pudiera viajar en el tiempo me iría dos siglos más adelante. Seguro que allí las mujeres, hasta podrán votar a sus candidatos.

    -Bueno, no nos desanimemos, Ruth, es lo que hay.
    Deberíamos investigar sobre el Castillo de Italia.

    -Mariam, tienes razón. Creo que si nos marcháramos de Londres y nos fuéramos a Italia, nadie se preocuparía por dos extranjeras excéntricas. Pasaríamos inadvertidas.

    -Tanto como eso, no creo, Ruth. Con nuestro aspecto idéntico, pensarán que ven doble. Por mucho que queramos ser invisibles, será imposible. ¿Cuándo has visto a dos hermanas gemelas idénticas?

    -Nunca. Nos podemos poner ropa diferente y peinarnos con otro estilo. Incluso yo podría cortarme el pelo. ¿Qué te parece, Mariam?

    -Una tontería, Ruth. Sería una pena destrozar tu hermoso cabello color magenta. Es precioso. Mejor es mostrarnos como somos. Dos hermosas damas, altas, estilizadas, con ojos azul cielo, nariz respingona y hermosos labios.

    Idioma: CASTELLANO

 
 

Clasificador

Según nuestros usuarios

RIGUROSO
Riguroso

Determina lo preciso o impreciso que es este libro con respecto a lo que se cuenta en el mismo. 0 significa que es completamente impreciso y 10 que cuenta es rigurosamente verídico

Más información
DIVERTIDO
Divertido

Determina lo divertido que te ha resultado el libro: 0-aburrido 10-muy divertido

Más información
COMPLEJO
Complejo

Determinamos lo complejo que nos ha resultado la lectura del libro. Desde el nivel más bajo, que indica que es un texto secillo de comprender hasta el valor máximo que indica que es complejo de comprender

Más información
SORPRENDE
Sorprende

Indica lo sorprendente que resulta el argumento del libro, desde 0: previsible hasta 10: totalmente desconcertante y sorprendente

Más información
 
 

Etiquetas de otros usuarios

Así han etiquetado este libro más usuarios

Así han etiquetado otros usuarios este libro. Si ves acertada su elección puedes añadir la etiqueta con un simple clic a tus etiquetas

 
Publicidad
 
 

Comentarios de los lectores

 
 
 

Yo Leo

Información para lectores

Anillo de blogs

¿Tienes un blog?

Paga si te gusta

La forma de pago del futuro...

BiblioEtecarios

Ayudanos con los libros

Yo Escribo

Si eres autor, descubre más...

Ayuda

Todo lo que puedes hacer en la web
C/ Almagro, 2, 3ºIzda.
28010 Madrid (Madrid)
Tel/Fax : 91 288 73 76
E-mail : info@biblioeteca.com

BiblioEteca en Google Plus BiblioEteca en Rss

 
Copyright © 2015 BiblioEteca Technologies SL - Todos los derechos reservados